San Francisco desarrolla una ley para prohibir el reconocimiento facial

Una ciudad quiere poner freno a las malas prácticas tecnológicas basadas en el reconocimiento facial. Se trata de San Francisco, cercana al Silicon Valley californiano y uno de los centros neurálgicos en los que nacen las ideas de la tecnología a nivel mundial.

La Junta de Supervisores de San Francisco ha votado la semana pasada una ordenanza para detener la vigilancia secreta. Esta norma pretende limitar el uso indiscriminado de datos biométricos en la ciudad. Entre ellos los sistemas de reconocimiento facial.

Te puede interesar:
La Unión Europea tendrá base de datos biométrica centralizada

Un hito legislativo a nivel mundial, pues escasean legislaciones tan precisas en materia de tecnología y privacidad. La ciudad prohíbe por completo con esta ordenanza el uso de la tecnología de reconocimiento facial por parte del gobierno local. La medida deja en claro en su texto los riesgos de las tecnologías de vigilancia:

"Si bien la tecnología de vigilancia puede amenazar la privacidad de todos nosotros, los esfuerzos en vigilancia se han utilizado históricamente para intimidar y oprimir a ciertas comunidades y grupos más que a otros, incluidos aquellos que están definidos por una raza común, etnia, religión, origen nacional, nivel de ingresos, orientación sexual, o perspectiva política (...) La propensión a que la tecnología de reconocimiento facial ponga en peligro los derechos civiles y las libertades civiles supera sustancialmente a sus supuestos beneficios".

No debemos olvidar que en China se está usando la tecnología de reconocimiento facial en algunas regiones para vigilar a supuestos disidentes del régimen. O que se está usando en algunas superficies comerciales para analizar el comportamiento de los consumidores. Pero en realidad todo esto es la punta de un icerberg inmenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *